lunes, 2 de julio de 2012

La resistencia sigue.

Hoy México voto por Enrique Peña Nieto, de eso no hay duda. Miles de irregularidades que el IFE y la FEPADE, pasaron por alto; acarreo desmedido de electores, compro de votos, actos de "mapacheo" y el famoso "carrusel", proselitismo fuera de tiempo, coacción; en síntesis una burla a la dignidad del ser humano aprovechando las condiciones de pobreza para garantizar la victoria en las urnas. Si esto no se le puede llamar fraude, no tengo definición para ello.

La tristeza no es por la derrota, es por la desinformación, el miedo, la falta de educación, de memoria y dignidad. Es por la indiferencia hacia los estudiantes, principalmente del movimiento #YoSoy132 que nos dieron un mensaje de razón, conciencia y humanidad, lamentablemente pocos fueron aquellos que escucharon y tuvieron el valor de hacer valer su voz. Es doloroso darse cuenta que México no esta listo para un cambio verdadero, nos aterra lo desconocido, nos damos miedo a nosotros mismos, "vivimos un masoquismo colectivo", como bien lo dijo AMLO, que su llegada a la presidencia indicaba un progreso en la vida democrática de México, representaba que en realidad queremos avanzar como país.

Hoy gano la corrupción, la represión, el miedo, la falta de respeto, la burla, la IMPOSICIÓN, la desinformación, TELEVISA, los Moreira, los Montiel, los Salinas, los Gordillo, los Fox, los Ruiz, los Marin, los Calderón, los que quieren un México para una cuantos, a cambio de una estufa o un concierto en el estadio Azteca, lamentable¡¡

Pero no todo es derrota, MILLONES de mexicanos hoy estamos con la cara en alto, con valor y dignidad. La resistencia sigue, y recordemos que el cambio no solo lo podemos lograr desde la presidencia de la república, existen muchos medios para lograr la transformación: la propuesta esta abierta, trabajemos para hacer de México un mejor lugar, para hacer de este país un cielo terrenal. Sé que unidos lo podemos lograr.

Hoy no me veo en un plantón en Reforma, como hace seis años. Hoy me veo trabajando con mexicanos, que al igual que yo, buscamos un futuro más humano, justo e igualitario. Sumemos fuerza: grupos indigenas, EZLN, gente de Atenco, #YoSoy132, estudiantes, trabajadores, sindicatos, amas de casa, vecinos.

AMLO: retirémonos y sigamos trabajando hasta que tengamos un México maduro, y democrático, hoy el cambio que representamos, quedo muy grande a un país que aún está en pañales.

martes, 24 de abril de 2012

Digamos que hablamos de Poesía

Existen muchos aspectos de la vida que alimentan el alma y enriquecen el espíritu, una de ellas es la literatura en general, pero sin duda alguna la poesía permite un contacto con lo divino. Es por ello que hoy quiero hablar del placer que provoca un buen libro, desde una novela, un cuento, un ensayo, una investigación y sobre todo un poema. 

Aquello que toca tus venas, hiere tu corazón y que mueve cada una de las células que compone tu organismo viviente. No hacemos poesía por que sea romantica o hermosa, eso es un resultado, hacemos poesía simplemente porque es parte de la naturaleza humana, porque nos hace sentir vivos y brinda la posibilidad de elevar nuestro espíritu. Nos hace inmortales¡¡¡

Aquí algunos de mis poemas preferidos y que nunca podre dejar de leerlos y leerlos y leerlos y leerlos...

Insomnio. Jorge Luis Borges



De fierro,

de encorvados tirantes de enorme fierro tiene que ser la noche,

para que no la revienten y la desfonden
las muchas cosas que mis abarrotados ojos han visto,
las duras cosas que insoportablemente la pueblan.

Mi cuerpo ha fatigado los niveles, las temperaturas, las luces:
en vagones de largo ferrocarril,
en un banquete de hombres que se aborrecen,
en el filo mellado de los suburbios,
en una quinta calurosa de estatuas húmedas,
en la noche repleta donde abundan el caballo y el hombre.

El universo de esta noche tiene la vastedad
del olvido y la precisión de la fiebre.
En vano quiero distraerme del cuerpo
y del desvelo de un espejo incesante
que lo prodiga y que lo acecha
y de la casa que repite sus patios
y del mundo que sigue hasta un despedazado arrabal
de callejones donde el viento se cansa y de barro torpe.
En vano espero las desintegraciones y los símbolos que preceden al sueño.
Sigue la historia universal:
los rumbos minuciosos de la muerte en las caries dentales,
la circulación de mi sangre y de los planetas.
(He odiado el agua crapulosa de un charco,
he aborrecido en el atardecer el canto del pájaro.)

Las fatigadas leguas incesantes del suburbio del Sur,
leguas de pampa basurera y obscena, leguas de execración,
no se quieren ir del recuerdo.
Lotes anegadizos, ranchos en montón como perros, charcos de plata fétida:
soy el aborrecible centinela de esas colocaciones inmóviles.
Alambre, terraplenes, papeles muertos, sobras de Buenos Aires.

Creo esta noche en la terrible inmortalidad:
ningún hombre ha muerto en el tiempo, ninguna mujer, 
ningún muerto, porque esta inevitable realidad de fierro y de barro
tiene que atravesar la indiferencia de cuantos estén dormidos o muertos 
- aunque se oculten en la corrupción y en los siglos-
y condenarlos a vigilia espantosa.

Toscas nubes color borra de vino infamarán el cielo;
amanecerá en mis párpados apretados.

La poesía es lo más puro que el ser humano halla podido crear. La riqueza del lenguaje, la fantasía de la metáfora, lo hermoso de la historia, la perfección de su estructura, todo aquello que es propio del ser humano. La poesía nos acerca a los corazones, nos ofrece un panorama, una apertura y una visión y sensación comparable únicamente con un orgasmo. Nos hace más sensibles a el mundo que nos rodea.

No se me importa un pito que las mujeres...  Oliverio Girondo




No se me importa un pito que las mujeres 

tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; 

un cutis de durazno o de papel de lija. 
Le doy una importancia igual a cero, 

al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco 

o con un aliento insecticida. 

Soy perfectamente capaz de sorportarles 

una nariz que sacaría el primer premio 

en una exposición de zanahorias; 

¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono, 

bajo ningún pretexto, que no sepan volar. 

Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme! 
Ésta fue -y no otra- la razón de que me enamorase, 

tan locamente, de María Luisa. 

¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos? 

¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo 

y sus miradas de pronóstico reservado? 

¡María Luisa era una verdadera pluma! 
Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina, 
volaba del comedor a la despensa. 
Volando me preparaba el baño, la camisa. 

Volando realizaba sus compras, sus quehaceres... 

¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando, 

de algún paseo por los alrededores! 
Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado. 

"¡María Luisa! ¡María Luisa!"... y a los pocos segundos, 

ya me abrazaba con sus piernas de pluma, 

para llevarme, volando, a cualquier parte. 

Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia 

que nos aproximaba al paraíso; 

durante horas enteras nos anidábamos en una nube, 

como dos ángeles, y de repente, 
en tirabuzón, en hoja muerta, 
el aterrizaje forzoso de un espasmo. 

¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera..., 

aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas! 

¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes... 

la de pasarse las noches de un solo vuelo! 
Después de conocer una mujer etérea, 
¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? 
¿Verdad que no hay diferencia sustancial 
entre vivir con una vaca o con una mujer 
que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo? 
Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender 
la seducción de una mujer pedestre, 
y por más empeño que ponga en concebirlo, 
no me es posible ni tan siquiera imaginar 
que pueda hacerse el amor más que volando.

Para finalizar, quiero hacer una invitación a darnos la oportunidad de acercarnos a las divinidades, a los inmortales. Leamos poesía, un cuento, etc. con nuestros amigos, con la familia, en una fiesta, en una reunion, siempre existe el momento. No dejemos pasar más tiempo, no permitamos que nuestro paso por esta tierra se limite a ser simple alimento de gusanos.